viernes, septiembre 07, 2007

Can Po Restaurant


Ctra . de Beget s/n 17.867 Rocabruna, Girona T 972.74.10.45


Can Po es un viejo conocido que también ha sido glosado por Encantadisimo . Muchas cenas, a lo largo de los años, convierten este restaurante en un clásico para mí. He conocido distintas épocas y responsables pero siempre, con los lógicos altibajos, sigue ahí como un clásico de la comarca de la Vall de Camprodon .
Cocina tradicional catalana con ciertos toques del vecino Rousillon en un ambiente rústico y cuidado. Dos comedores, uno más rustico y el otro con unos agradables ventanales, además de un pequeño reservado.

En los últimos meses he estado un par de veces y ambas he cenado muy bien. No obstante, la última vez, con el restaurante a medio llenar, el servicio, aunque amable, fue lento. Una pena.
La carta extensa contiene algunos clásicos como su gran canelón de carne, la crepe de mariscos o los solomillos preparados de distintas formas; además siempre hay sugerencias interesantes.

Unos buenos panes y un suave alioli cremoso junto a una crema de melón del montón como aperitivo.
Comencé con un capuchino de guisantes. La crema sabrosa pero tenía encima la nata en cantidad excesiva. El conjunto sólo correcto pero la culpa es mía por pedir algo demasiado sofisticado en un sitio como este. Probé también el canelón (tan rico como siempre) y el aperitivo Can Po, unos entremeses apetecibles con, entre otros, un paté rústico, una buena escalibada y un poco de jamón.

Como segundo me decidí por una de las sugerencias cua de bou con crema de queso de oveja. Cuando me lo trajeron además de lo dicho llevaba unos trozos de cebolla confitada excesivamente gruesos pero el resto estaba estupendo. El rabo de buey deshuesado con un sabor impresionante y la crema de queso de oveja fuerte pero sin pasarse le acompañaba perfectamente. También probé un solomillo a la crema de ceps perfecto, con el adecuado punto de cocción.

Carta de vinos justita; bebimos un AN 2.004 elaborado en Mallorca básicamente con la uva autóctona Callet, un vino original y un valor seguro.
Ni postres ni café nos costó 114 euros cuatro personas. Me parece una relación calidad precio muy ajustada. Si no se repite la lentitud del servicio de mi última visita seguirá siendo de lo mejor de la zona.

3 comentarios:

encantadisimo dijo...

Estupenda opción la de Can Po. La verdad es que la mayoría de los platos son suculentos y, a pesar de algunos fallos, con ese precio se pueden perdonar.

Anónimo dijo...

Montgrí:

Estupendo por calidad-precio.Làstima que tengas que fumarte el humo de los demás...

Anónimo dijo...

Si los tres que te acompañaban comieron los mismos platos que tú,o parecidos, por 114 euros está mucho más que bien.
Esta semana lo probaré personalmente.