domingo, febrero 17, 2008

Chantarella restaurante

Doctor Fleming, 7 , 28.036 Madrid T 91.344.10.04




Chantarella es un restaurante agradable; es también un lugar con buenas recomendaciones de crítica y de blogs. Estuve hace algo menos de un año y no me convenció; he vuelto y mi opinión ha mejorado algo pero no demasiado.
La decoración es clásica paredes pintadas de azul, mesas amplias y bien puestas, buen servicio y cristalería (solo la propia carta, un tanto ajada, desentona).

Mientras esperamos nos traen una aceitunas, y unos buenos panes variados. Como aperitivo un buen ravioli de espinacas y queso; la pasta casi etérea, al dente, las espinacas y el queso ricos.
Compartimos como primeros unas croquetas de ceps con salmorejo, idea original pero fallida; los ceps no se notaban para nada y el salmorejo, aunque rico, poco aportaba. El pisto con empanadilla de huevo, crujiente de pan y aceite de trufa, que prometía mucho fue un plato correcto pero nada más.
Mi segundo estaba exquisito; una carrillera de ternera asada en su jugo con manzana y piñones, potente, con el sabor que esperaba y la salsa muy bien ligada; las manzanas le daban un punto de dulzor que contrastaba muy bien.
No tomamos postres y sí un café muy correcto con el que no trajeron petits fours ni similares.

Elegimos un vino mallorquín Son Bordils tinto 2.003 que me gustó, potente y sabroso y de un precio razonable.

Nos costó 125 euros sin postres. No salí desencantado ni mucho menos, es un sitio agradable, donde se puede charlar con calma y con un cocina correcta (y en un plato excelente). Pero como este otros muchos

4 comentarios:

encantadisimo dijo...

Yo no tenía tan buenas referencias sobre Chantarella. Mis informadores lo situaban en la línea de la corrección, más o menos tal como tú indicas. Creo que me ahorraré una visita por la zona alta;-).

yerga dijo...

Totalmente de acuerdo, correcto y sobrevalorado

Ligasalsas dijo...

Y en línea descendente.

Randolo dijo...

He comido una vez en Chantarella, y me parece que le pasa como a muchos restaurantes en Madrid, que tienen que pagar una precio de alquiler muy alto, por un lado, y por otro, elevar el precio para seleccionar a la clientela. Es correcto, pero creo que hay mejores opciones. Para una comida de trabajo está bien porque es tranquilo.