viernes, julio 04, 2008

Mon Vinic

Esta noche ha abierto sus puertas Mon Vinic . Ha nacido algo diferente. Algo muy atractivo, rompedor, que está llamado a ser un referente no solo en Barcelona sino en toda España y quizás más allá.
Su artífice es Sergi Ferrer-Salat. Sergi es un enamorado del vino y dedica muchas horas de estudio a todo lo relacionado con la vid. Ha creado la bodega Ferer Bobet en el Priorat que ha sacado su primera añada (aún no lo he probado). Y ahora ha inaugurado Mon Vinic. Sigue la estela de su familia, poniéndose al servicio de la sociedad. Ante todo deciros que Sergi es amigo mío, no obstante voy a procurar ser objetivo en mis comentarios.

Me es difícil explicar lo que es Mon Vinic. Os recomiendo que visitéis su web donde podréis entenderlo. Pero dejadme que os diga que es una pasada. La decoración moderna, calida e impactante. Tiene una biblioteca con ordenadores para leer libros, revistas y lo último que hay en la red (la biblioteca sólo está disponible para los amics de Mon Vinic), un wine bar donde todos los días se irán abriendo botellas diferentes para copas, un restaurante del que luego hablaremos, un aula multimedia preparada para catas y una terraza super agradable (no para cenar, solo para relajarse y fumar). Y tiene UNA BODEGA. O mejor dicho LA BODEGA. Seis mil referencias! Una instalación espectacular y totalmente informatizada, con una carta de vinos que es una pantalla a través de la cual accedes a todos los detalles del vino que quieres conocer. Es alucinante, ahí hay de todo y de todos los lugares. Y además a precios muy razonables. Tenéis que verlo.

Tuvimos la suerte de cenar allí algunos días antes de la apertura. Sergi, hombre detallista en extremo, ha estado rodando al lugar una temporada antes de su inauguración oficial que fue ayer 3 de julio.
Pudimos departir con el chef Sergi Maia que viene de Reno y de Excellence de Andorra y Barcelona que va a hacer una cocina muy de la tierra y de producto (mucho producto les va a ser servido directamente por los productores, por ejemplo el buey y el lechal del ripolles que probé en mi segunda vista).

Probamos un excelente foie con cerezas, unas quenelles que tenían un fondo muy rico y una textura mejorable. El huevo a baja temperatura con patatas es el único plato que nos pareció flojo de verdad. La patata buffet no es adecuada probablemente para esta preparación. Un pollo de corral excelente un redondo rico y un pichón relleno de altura. Fruto del rodaje todas las carnes (algo menos el pichón) estaban demasiado frías y las patatas como acompañamiento del redondo volvieron a fallar. Todo ello no empaña para nada el alto nivel que va a tener la cocina de Sergi

Estábamos en Mon Vinic y los vinos que nos ofrecieron fueron en conjunto excelentes. Sergi se ha rodeado de César Canovas y de Isabelle Brunet. César ha ganado el concurso nacional de sommeliers y es una persona muy cercana. Isabelle viene de Lavinia . Les pedimos que eligiesen por nosotros .Comenzamos con una manzanilla San León de Herederos de Argüeso (¡una manzanilla excelente, curiosamente la había bebido pocos días antes del la venta Vargas de San Fernando). El Seresin reserve 2.001 Marlborough de South Island , Nueva Zelanda un chardonnay muy interesante. Disfruté muchísimo con un Howard Park Shiraz Leston 2.003 Margaret River Western Australia, una marravilla tan distinto a los de aquí. Bien el cabernet Detrafford Stellenbosch Coastal region, South Africa. Con el De Muller, Rancio dulce, Dom Berenguer Solera 1918 Priorat quedamos simplemente anonadados de tener la oportunidad de probar algo así. Vaut le voyage.

Pd: volví esta semana a Mon Vinic, creo que los problemas de rodaje se han resuelto . La temperatura de las carnes era la correcta y probé un lechal del ripolles excelente y un buey catalán (si, buey de verdad, el primero sacrificado en los últimos tiempos en Catalunya según me dijeron) sensacional. Las patatas a la riojana con huevo me parecieron también muy logradas. Los postres también muy bien. Bebimos una copa de Waterford/Stellenbosch WO Savignon blanc 2.0006 y un shiraz, Frankland/Frankland River. Rocky Gully 2.003. Muy interesante porque además era totalmente diferente al que probamos el primer dis.

12 comentarios:

Ligasalsas dijo...

El local es espectacular. Tengo curiosidad por conocer a fondo la cocina de De Meiá. No sé si querrá evolucionar lo de L'Excellence o querrá quedarse en aquella línea.

Joan dijo...

Sin duda amigo Amphitrion, esta es la gran noticia del mes de julio en Barcelona, y me atrevo a decir que sí traspasará fronteras. No sólo por la apuesta del local (fantástico en cuanto al diseño y soluciones prácticas), sino por el mimo al mimo y la selección y obsesión perfeccionista de Sergi F.S.
Concibo más el local como centro de vino (cultural, de información, de formación, etc.) que como apuesta culinaria (que la tiene y muy buena, pero más de excelente acompañamiento).
Salut!
Joan

Tony dijo...

Que pena que me pille tan lejos !

Juan Luis dijo...

Ignacio, al final como funciona lo del club amics de monvínic? Sabes cuotas y tal?

Ligasalsas dijo...

Ojo que no es sólo un sitio de vinos. Lo digo porque se corre el riesgo de infravalorar la cocina que TIENE que ser sensacional. Está en las manos de Sergio.

albertobilbao dijo...

Buenas tardes
Otro motivo para visitar la ciudad, es um modelo dífícil de imitar pero cuyo eco a buen seguro traspasa las fronteras de la ciudad condal
Un abrazo

ignacio dijo...

Juan Luis la cuota anual para los AMICS de MON VINIC es de 180 euros. No sé exactamente que derechos da aparte de consultar la biblioteca y todas las suscripciones on line.

Xavi dijo...

Bueno Ignacio vista la excelente crítica habrá que visitarlo. Apetece probar nuevos locales. Ya te explicaré la experiencia. Un saludo.

encantadisimo dijo...

Me alegra que se hayan superado los problemas de rodaje y que las patatas a la riojana brillen como debieran.

Eva dijo...

He intentado ir pero está lleno tendré que llamar con ms antelación

Ainur dijo...

Tiene una pinta estupenda Ignacio, ojala les vaya muy bien y puedan enamorar a muchos en esto de los vinos. Y además, con restaurante, biblioteca, terraza. Lo dicho, promete mucho.

caviarbcn dijo...

Anoche me pasé por allí y salí encantado. Por un lado, por el abrumador lado cool del local. Por otra parte, por el magnífico abanico de posibilidades de elección de vino, tanto si te ayudas de la tablet-pc, como por la vía tradicional, asesorándote por los someliers. Por cierto, a pesar del nombre y currículum de alguno de ellos (como Cánovas o Brunet), todos -sin excepción- trabajan en equipo, sin caérseles los anillos a la hora de explicarte los maridajes, retirar platos, o ir a buscar una escoba para recoger unas migas de pan del suelo (cosa que vimos hacer a Cánovas).

Hasta aquí, todo era más o menos esperado. Pero la sorpresa llegó con las elaboraciones de cocina. Quizás era porque me esperaba una carta de picoteo sin grandes alardes, pero Ligasalsas lleva toda la razón, Sergi De Meià nos sorprendió con platos muy bien elaborados y con una materia prima de un nivel magnífico (me pareció extraordinario el arroz con conejo de granja y cigalas).

A disfrutarlo toca !!