jueves, junio 01, 2006

En moto por el sur de Francia (I)

Que nadie piense que siempre es así (ojalá) pero últimamente estoy viajando bastante (no siempre por ocio por desgracia). Siempre me han gustado las motos y con un grupo de amigos solemos hacer una escapada cada año. Este año hemos ido al sur de Francia, ha sido un viaje estupendo, buen tiempo, buenas carreteras, ningún problema con las máquinas....y además, gastronómicamente hablando, también ha dado lo suyo.
El primer día recorrimos la zona de les Gorges du Tarn para luego pasar por el célebre viaducto de Millau ( fotos del viaducto de Millau ) y llegar a Conques, un pueblo célebre en Francia con una basílica románica y un tesoro excepcional.
Paisajes impresionantes y pueblos y más pueblos con sus casonas y castillos.
Comimos en plenas Gorges, en un pueblo bonito llamado La Malène. Como íbamos con las motos estábamos un poco a lo que saliese pero caímos en el Manoir de Montesquiou, a pie de carretera, comimos en una terraza muy agradable; como hotel tenía buena pinta pero al estar en ruta pedimos el “plat du jour”. Un magret muy sabroso, saignant como a mi me gusta acompañado de manzanas caramelizadas; de postre algo típico de la zona , lo llaman algo así como pan perdido, una crema mezclada con pan, no es mi tipo de postre preferido pero estaba bueno. Pedimos un vino de la zona y nos dejamos aconsejar porque no se puede abarcar todo. Probamos un Domaine Daumas Gassac 2.002; la verdad me gustó mucho, con base de cabernet sauvignon, en nariz con aromas brillantes de frutos rojos, ligeros ahumados. Bien de taninos y de acidez, mejoró mucho a lo largo de la comida.
Un sitio para dormir es el Chateau de Madières una fortaleza espectacular en un pueblo perdido, una decoración un poco bric brac pero inpactante.

2 comentarios:

Víctor Franco dijo...

Uf, el señor Guibert, polémico dónde los haya, elabora uno de los Languedocs más interesantes, pero a la vez más necesitados de evolución en botella. A mi personalmente me encantan sus blancos, los suelo jarrear cuando son jóvenes y al día siguiente está aún mejor. En Lavinia-Bcn tenían botellas del 99 en tinto y 2000 en blanco, pero ahora hace mucho que no me paso por allí, así que puede que no les queden.

Saludos.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested