domingo, junio 25, 2006

Restaurante Juan Gatell


Passeig Miramar 26E 43850 Cambrils de mar (Tarragona) T 977.36.00.57


Últimamente tengo suerte de que amigos y conocidos cumplan años y me inviten a celebrarlo. El otro día fuimos a comer a Juan Gatell en Cambrils. La familia Gatell ha sido un referente toda la vida en la restauración de la zona llegando a tener varios restaurantes distintos miembros de la familia. Hoy creo que sólo queda este y aunque en Cambrils han aparecido algunos otros restaurantes muy buenos, Juan Gatel sigue ahí impertérrito, como un clásico.
Está emplazado en el paseo marítimo y tuvimos la suerte de disfrutar de un día de primavera espléndido; comimos en la terraza disfrutando de una temperatura ideal y de unas buenas vistas.
Empezamos por un pica pica variado . Pero antes quiere referirme a la magnífica mayonesa y romesco que nos trajeron, hace tiempo que no probaba en un restaurante una mayonesa tan bien ligada, en cuanto al romesco estaba en su punto. Empezamos por unos dátiles de mar muy sabrosos y unas ortigas deliciosamente fritas y con todo su sabor. Los pulpitos con cebolla y laurel, pequeñísimos y con un aroma muy peculiar. Los langostinos estaban de caerse un poco duros como Dios manda. Los chanquetes tampoco faltaron y estos eran chanquetes de verdad muy bien fritos. Luego tomamos un turbot a la plancha con patatas, hecho en su punto, muy fresco y con sus dientes de ajo que no le quitaban en absoluto el sabor. Un variado de postres para acabar entre los que destacaban una tatin y una espuma de frutas rojas.
Alguien me puede tachar de snob pero he de reconocer, que en general, soy poco amante del cava y me decanto por el champagne que, además, se puede encontrar a un precio razonable. Pues bien ese día bebimos un cava que me pareció muy bueno y perfecto para esa comida.Me refiero al Juvé y Camps Millesimé. No lo conocía, está hecho con el “mosto flor” de Chardonnay. Color dorado muy acusado, suave y elegante en nariz. En boca sedoso y equilibrado, maduro y con cuerpo. En fin un cava que voy a repetir.
Como conclusión por el entorno y la solidez de su cocina es recomendable. Eso si, he de decir que como no pagué yo y ya nos lo dieron todo hecho de los precios no puedo hablar.

4 comentarios:

encantadisimo dijo...

La última vez que estuve en Juan Gatell fue en el 2002. La comida bien pero el precio de los vinos era escandaloso. Triplicar o cuadriplicar el precio de tienda me pareció excesivo. No he vuelto.

Efectivamente, Millesimé de Juve y Camps es un excelente cava. Graso, maduro y voluptuoso. Muy rico.

Gisela dijo...

Hola,

Quisiera dar mi opinión acerca del Restaurante Joan Gatell.

Hace dos semanas pude comer en la terraza de la parte de arriba y quisiera decir que, francamente, el servicio muy bueno, atento y correcto, en ningún momento se despistaron con la copa, nunca la tuve vacía.

Pero, sobretodo, la comida. Sin pedirlo ya sirven directamente unas tostaditas con un paté asalmonado, según el día realizan un plato o otro, como podrán suponer. Nosotros elegimos unas ostras de entrante, las cocinan crudas y con un chorrito de limón, lo típico, acompañado también de tostadas con una mantequilla ligera y fácil de untar.

Como plato tomamos una paella de bogavante. Puedo decir con toda franqueza que, solo había probado una paella tan buena como esa una vez, en el Restaurante Casa Roberto de Valencia. Y, a más, una paella en cantidad. De todo corazón, recomiendo que si van pidan ese plato.

Todo esto acompañado de un vino albariño, Martin Codax. La carta de vinos es muy extensa y se puede elegir según gustos, comida y precio.

De postres, pueden elegir entre una variedad de repostería casera de la casa presentada en dos grandes bandejas o también un magnífico y refrescante helado de mango y melocotón con frutas del bosque. Aunque si la comida ya les ha llenado, lo cierto es que ese helado se hace un poco pesado.

Encontré a faltar que no tuvieran sorbete de limón, que a mi me hubiera ido de fábula.

Traen sin que lo pidas unas pastitas tipo "carquiñolis de almendras" que después de un buen café intenso, aromático y jamaicano (no era Blue Mountain pero bueno) sientan muy bien.

Recomiendo ese Restaurante a esas personas que les guste la buena mesa, buena comida y mucha tranquilidad con vistas al mar. Solo a tener en cuenta el precio, pagamos por los platos que he comentado anteriormente para dos personas: 150€. Hombre como para ir cada día pues muy barato no es, aunque la calidad muy buena.

Un saludo,

Gisela.

ignacio dijo...

Gracias Gisela por tu comentario. Yo también estuve en la terraza de arriba en un dia espléndido de primavera-verano. Sobre los precios no puedo decir nada pero eviedentemente un sitio así no es barato.
Por cierto tienes un blog? A través del link no he llegado a ningún sitio reconocible.

Anónimo dijo...

Hola Ignacio,

No tengo blog pero tengo una pág.web, aunque no de este sector, sino de asesoramiento fiscal y esas cosas. Que es a lo que me dedico.

Te leo de vez en cuando, pues tus críticas me gustan. He estado de vacaciones y no he podido leer demasiado. Hoy he tenido unos minutillos y entré a cotillear a ver donde habías estado.. jeje.

Por cierto, ahí va un Restaurante que me gustó:

Atic Lounge. Ahora no tengo demasiado tiempo para explicar pero dejo la dirección para que podaís mirar como es y los platos que cocinan.

www.aticlounge.com

(Por cierto, no me termino de aclarar para contestar, me refiero con el tema de las identidades... que lío)

Un saludo,

Gisela.