jueves, abril 26, 2007

Restaurante El Toc de Gracia

Bonavista 10, T 93.368.28.44
Cerrado sabados al mediodia y domingos.

El suplemento Que fem de La Vanguardia informa cada viernes de restaurantes de Catalunya; he seguido frecuentemente sus recomendaciones con un éxito desigual. Pero esta vez acerté.
Otra vez lunes y otra vez la dificultad de encontrar algún sitio apetecible y abierto. Aquí abren toda la semana excepto los domingos. El local es agradable, con las mesas separadas y cuadros modernos de exposición en sus paredes, grandes ventanales que dan una sensación de amplitud. Los artífices del lugar son David Serrano y Xavi Rue como chef.

Para comenzar nos trajeron unos aperitivos sustanciosos que incluían una crema de coliflor (correcta pero es que la coliflor no es de mis verduras preferidas) un bacalao con sobrasada y miel, un buen juego de sabores, una sorpresa de ibérico (queso de cabra caliente envuelto en un buen jamón de bellota); muy bien el contraste del queso de cabra fundido con el jamón muy bueno y un steak tartare fuerte y muy sabroso.

Comencé con unos calamarcitos con puntas de espárragos y esparragat de butifarra. Una advertencia, las raciones son abundantes (según nos dijo David, el chef Xavi tiene unas dimensiones considerables y le gusta cocinar en proporciones adecuadas para él). El plato estupendo, muy conjunto de mar y montaña, un solo pero, a mi entender le sobraba butifarra. El otro plato una ensalada con rossinyols del pi y canelón de paté bien pero nada al lado de mi entrante.

Volví a acertar con mi segundo. Colomí en tres cocciones con su jugo. Excelentes la frita (los muslos), la a la plancha y la confitada; me quedo con la segunda pero la elección fue difícil. El otro plato foie poelée con fresas y miel. El trozo de foie muy grande y rico pero quizás el sabor de las fresas no es el que mejor le va al foie.

Los postres lo mas justo. Un trío de helados (turrón, chocolate negro y blanco) donde sólo el turrón era rico de verdad y un coulant de chocolate con helado de vainilla (en la carta ponía de coco pero...) bien el coulant pero demasiado contundente y grande.
Bebimos un Onix 2.005 de Vinicola del Priorat que simplemente acompañó bien la cena.

El total 107 euros me pareció ajustado, pedimos platos caros aunque el vino no lo era. Lugar agradable con una cocina de una cierta altura y un trato muy cercano.

3 comentarios:

encantadisimo dijo...

Onix 2005 es un vino simple y muy agradable. No tiene la tipicidad ni la concentración de los Priorat "mayores" pero está rico y lleva con mucha dignidad el rótulo de "vino más económico del Prioart".

Doctor Broms dijo...

Apuntado !!
(Los calamarcitos pintan de cine... :P)

ferran dijo...

Este restaurante son de los que te recomiendan, como sucedió conmigo.
Como toda primera vez no sabes muy bien por donde van los tiros. La decoración del local es agradable: cuidada iluminación, maderas nobles, pizarra...etc. Lo importante: la carta. Me sorprendió lo variada de su carta con cosas muy apetecibles, aunque me decanté por el menú degustación: empezarón con cuatro aperitivos: steack tartar, sorpresita de jamon ibérico, sopita de puerros, un bacalao confitado con miel y sobrasada...soberbio!
El degustación continuó excelente mereciendo destacar el cochinillo crujiente con patata lila, el foie poele y el pescado, un san pedro excelente tanto de cocción como de sabor. En cuanto a las cantidades, mas que correctas.

La carta de vinos buena y variada, con precios para todos. En fin, como he empezado diciendo un sitio para recomendar!