domingo, febrero 01, 2009

Dos cielos


Pere IV, 272-286 - 08005 BarcelonaTel. 93 367 20 70


Dos cielos es el resultado de la pasión de dos hermanos gemelos Javier y Sergio Torres por la gastronomía. Ambos han oficiado por separado en múltiples lugares (Javier en Girasol y en el Raco de Can Fabes y Sergio en Neichel, Akelarre y el Rodat) y, en plena juventud, han recalado en su ciudad natal para este nuevo proyecto. Mimbres no les faltan. Empezando por la ubicación en la planta 24 del hotel ME Barcelona ME Barcelona, a un paso del Forum. Una terraza con unas vistas increíbles sobre la Barcelona marítima será deliciosa cuando el tiempo acompañe un poco. El restaurante en si está ubicado en la parte del edificio que da a la ciudad con unas vistas que también son muy bonitas. Se entra a la sala del restaurante por la cocina que está toda a la vista sin separación física del comedor; todo el equipo de cocina va equipado con auriculares lo que permite que sus conversaciones no molesten a los clientes de la sala.

Pocas mesas, redondas, agradables,buen servicio de mesa, especio por doquier, todo te prepara para una comida relajada y sin prisas.
Además de la carta hay un menú de 60 euros y también un menú personalizado por 85 euros; el día que fuimos además tenía un menú de trufa a 85 euros que fue el que elegimos.

La carta de vinos es extensa y bien presentada. Para mí el sommelier ha de intentar conseguir complicidad con el cliente sobre todo si percibe que este la busca; él no la consiguió. Nos preguntó blanco o tinto, luego español o no. No me parecen las preguntas más atinadas pero dejémoslo ahí. Nos decidimos por un Atteca 2.007 D.O Calaatayud de garnachas viejas que me pareció que entonaría bien con algunas de las propuestas que eran de una cierta consistencia.
Los panes hechos en casa excelentes sobre todo el de calabaza, original además. El aceite te lo van sirviendo de una jarrita; muy elegante si, pero no nos dijeron de que variedad. En cualquier caso de aroma penetrante y muy bueno para untar.

A modo de aperitivos una aceituna grande y condimentada y una croqueta de ibérico correcta.
El menú comenzó con “provocación”: un foie con setas, trufa y ensalada; bien y sabor potente. Seguimos con una ensalada de huevo rojo, espinacas y trufa, original sin más.
Los cardos violetas con trufas me gustaron; iban en un caldo, denso y oloroso. El arroz de setas y trufas fue de lo mejor: arroz salvaje, meloso, cremoso, fuerte, sutil, con trompetas de la muerte, todo un logro. El pescado de la costa cocido en gastrovac y trufas muy bien de punto, con un rico caldo cumplió.
En cuanto a la liebre a la royale trufada, solo puedo decir que excelente, quizás la salsa algo espesa pero muy bien; la liebre estaba presentada en quenelles. Permitidme una maldad; cuando uno de los hermanos se acercó para preguntarnos por la liebre le preguntamos como la había hecho y nos contestó que era una receta que le había dado a su hermano un famoso tres estrellas francés (no recuerdo cual) ; le comentamos si era a la royale o mas bien a la perigourdine, se hizo el sordo….
Buena tabla de quesos tanto españoles como franceses, no nos resistimos a probar algunos.
El helado de trufa, una quenelle con espuma de chocolate blanco también me gustó. Luego chocolate puro y trufa también muy bien
Con el café tres petits fours alguno espectacular de aspecto y todos bien de sabor.

Me gustó mucho; me pareció algo caro (240 euros incluyendo el queso que no estaba incluido en el menú) aunque es cierto que la trufa tiene su precio. En cualquier caso os lo recomiendo sin ninguna duda.

4 comentarios:

encantadisimo dijo...

Interesante. Lo tengo en la agenda aunque me parece caro. Esperaré a alguna ocasión especial.

Me habían dicho que, al menos al principio, llegaban olores procedentes de la cocina. ¿Lo percibiste?, ¿sabes si lo han resuelto?.

Xavi dijo...

Había oido hablar de él através de la prensa pero el precio es de aquellos que tiran para atrás. Por ese dinero cené en el Celler de Can Roca. Me parece que con el tema de la crisis algunas apuestas de este tipo pueden acabar cerrando. Aunque no digo que este sea el caso porque aún no lo he probado y no se que tal és. Por lo que veo Ignacio tu lo recomiendas. Y acostumbro a coincidir contigo, por lo tanto,lo apuntaré en la lista de pendientes para un dia especial.

ignacio dijo...

Xavi y Encantadisimo a mi también me pareció caro pero queda por ver si el menú de 60 euros convence.
Encantadisimo no percibí ningún olor; es cierto que no eramos mas que tres mesas pero también lo es que estabamos en una de las mas cercanas a la cocina.
Es para un dia especial, os aconsejo que vayais al mediodía un dia de sol y así podeis aprovechar la terraza para aperitivo o café (cosa que yo no pude hacer)

La cuina vermella dijo...

Hola, el meu regal d'aniversari, dels meus 33, aquest desembre passat, fou un sopar al Dos cielos. Vam fer el menú de 60 euros. L'elaboració dels plats, genial, tot i així les racions molt, molt justetes. De fet, al cap de mitja hora de sopar, haguéssim tornat fer-ho, teníem gana!!
El restaurant és fantàstic, i va ser una sorpresa entrar per la cuina, i veure la 'dansa' dels cuiners treballant. Aquests germans són encantadors, em va agradar que ens rebessin ells personalment, no ens van fer sentir estranys en cap moment.
Nosaltres les olors que vam percebre, son les olors de les canyeries de la ciutat, tot i que el restaurant i tot l'hotel està ple d'ambientadors, de tant en tant venia una bafarada desagradable (és nota més quan puges pels ascensors).
En fi, una bona proposta, menjar fantàstic, però justes quantitats.
Salut!