viernes, febrero 16, 2007

Piratas

Ausias March 157, Barcelona T. 93.245.76.42
Abierto de lunes a viernes de 13 a 24 horas

Piratas es, cuanto menos, un lugar original; cinco mesas, ausencia de cocina y de carta, no a todo el mundo le gustará pero vale la pena probarlo; ya Encantadisimo lo glosó con justeza hace tiempo.

El local, pequeño, tiene una barra a la entrada donde se preparan los platos fríos y se calientan los que se han cocinado de antemano en casa del propietario. Este con sus melenas y gran barba blanca hace mas pintoresco el local.
Lástima que topamos con una camarera algo malcarada que nos recitó, de mala gana, la lista de primeros y segundos. Con los vinos, algo parecido, nos trajo cuatro o cinco que, según ella, “maridaban” bien con lo que habíamos pedido. No me convenció por lo que me levanté a mirar otros en el aparador teniendo que aguantar su presencia trás de mí como si de un guardia civil se tratase.

Empezamos a comer y a partir de aquí la cosa mejoró mucho. Pan con tomate y tostadas con cuatro tipos de aceite diversos, buen pan y buen tomate. Comenzamos con tomates de Montserrat con queso de cabra gratinado; los tomates muy gustosos ni muy maduros ni muy verdes en su justo punto y el queso de cabra bien, fuerte pero sin pasarse. Una cecina cortada muy fina como en carpaccio con un queso gorgonzola y un punto de aceite, estaba rica, más la cecina que el queso.
Seguimos con un salmón marinado al güisqui de malta. El salmón muy fino, casi etéreo pero el sabor del malta no apareció por ningún sitio. El foie con confitura de cebolla sensacional, de verdad. La materia prima de primera pero también la forma como estaba hecho crujiente por fuera. Un foie para recordar.
Como postres una trufa con sal maldón, miel y de aceite de café, bien pero con demasiado gusto de ron. Una ensaimada rellena de crema, estaba, en cambio, sensacional.
Bebimos un M Chapoutier Rasteau 2.003 con Garnacha y Shiraz , color casi púrpura muy profundo, frutos rojos y especias, la verdad que, sin ser una maravilla (creo que me precipité en la elección por lo incomodo que me resultaba), acompañó muy bien la cena.

El Pirata es un sitio curioso (también en no aceptar tarjetas de crédito y en su horario), una experiencia diferente que recomiendo a aquellos interesados en descubrir sitios distintos y alternativos donde, además, se come bien. A mí me gustó haber ido.

6 comentarios:

encantadisimo dijo...

La chica tendría un mal día porque suele ser amable. Piratas es un buen lugar para comer, donde la materia prima es obsesión. El foie es siempre muy fresco, se lo traen del sur de Francia tres veces por semana.

Una opción muy interesante, aprovechando su horario continuo, es una merendola con quesos (excelentes) y una botella de vino blanco.

Calamar dijo...

Pues creo que no te precipitaste tanto, Chapoutier es un buen productor, quizà algo disperso, pero con productos aceptables y con buen precio. Últimamente estoy bebiendo cosas de la zona; me gusta bastante esa mezcla de garnacha y syrah...

Además, suelen llevar la madera muy bien puesta.

Saludos,

ignacio dijo...

Encantadisimo tomo noto de lo de los quesos.
Calamar a mi también me llama la atención esa zona y por eso lo pedí pero no me satisfizo especialmente.

Gisela dijo...

De todo el blog... por fin leo algo gracioso!!! por lo menos me he reido:

"Este con sus melenas y gran barba blanca hace mas pintoresco el local. (Vaya descripción.. jojojo.. eso eso pintoresco)
Lástima que topamos con una camarera algo malcarada... No me convenció por lo que me levanté a mirar otros en el aparador teniendo que aguantar su presencia trás de mí como si de un guardia civil se tratase." XDDDDDDDDD pero qué comparación!! jajajaja...

Me encanta el foie... los quesos... ey no tendrán ese seco que lo cortan en forma de flor¿¿?? es que no recuerdo como se llama... no me extrañaría por lo que comentais.

Lo que nos ha jodido, con perdón, es el horario. A ver si algún día me escapo... que pinta medio bien.

Saludos cracks!

ignacio dijo...

Gisela creo que te refieres al queso Tête de moine (cabeza de monje), supongo que el nombre le viene de la tonsura que llevaban los monjes (es pura suposición , nada contrastado).
No te puedo decir nada sobre los quesos porque no los probé..lo dejo para otra ocasión.
En cuanto al horario, tendrás que hacer una escapada entre semana ...o los viernes por la noche ;)

Gisela dijo...

Ostras ese es exactamente el queso a que me refería!!! ¿Cómo lo has adivinado?

Mira si me gusta que estoy por comprarme el aparatito para cortarlo y poner el queso y ñam ñam ñam... lo que pasa que se seca muy rápido y entonces tienes que comerlo casi diariamente para ir bien... juer y con lo que engorda eso... no voy a estar todos los días copita de vino tinto y queso... aunque tampoco es mala idea, solo que me terminaría aburriendo... luego un poco de cionta de correr y conciencia lavada... juasssssss

Y retornando al restaurante.... pues intentaré escaparme...

Saludos, Gisela (Alias la "productiva")