jueves, mayo 11, 2006

Restaurante EL AMPARO

Callejón de Puigcerdá 8, 28049 Madrid. T 91.735.43.00 Reservas 902.1.20.60

Hace años, cuando se inaguró, el Amparo fue un restaurante rompedor; está situado en un pequeño callejón del barrio de Salamanca, en una casa de dos plantas, rehabilitada con un espacio abierto en el centro y un diseño moderno. Fue uno de los primeros restaurantes de Madrid que se apuntaron a la "nouvelle cuisine" y lo recuerdo como un sitio donde se comía muy bien.
Después de unos años de mantenerse como uno de los buenos restaurantes de Madrid al parecer fue cayendo en calidad y popularidad. Hace algo más de un año fue comprado por Arturo Fernández www.arturocantoblanco.com dueño de un importante grupo de restauración y catering de Madrid.
Estos días he estado en Madrid con unos clientes y por la noche me llevaron a cenar a El Amparo. Tenía curiosidad por ver como había evolucionado con los años y como le sentaría el pertenecer a un gran grupo de restauración.
Desde luego El Amparo ya no es lo que fué pero es un digno restaurante en un marco agradable.
Me explicaré:
La decoración muy cuidada y el ambiente muy confortable pero nada especial, nada de lo rompedor que fue en su momento aunque la disposición en varios pisos con su abertura central sigue siendo original.
La cocina es sabrosa y bastante original. Comencé con unas ostras con morillas y la crema de las morillas. Las ostras (dos) estaban glaseadas y el sabor tan fuerte de las morillas y de su crema con la sal de las ostras creaba una contraste fuerte con sabores contrapuestos que a mí me encantó. Luego un solomillo poco hecho muy correcto. Mis acompañante tomaron sopa de pescado, rape y callos y excepto los callos lo demás les pareció bien. No probé los demás platos, no tenía suficiente confianza.
El servicio eficaz, la bodega, como corresponde a un restaurante de esa categoría, muy bien surtida (tomamos otra vez Lar de Paula porque uno de mis acompañantes se empeñó) y como licores tiene de todo.
Aunque no pagué yo, evidentemente es un restaurante de los caros caros y mi conclusión es que aunque no le veo ningún gran pero por estos precios hay, en Madrid, opciones mucho más interesantes.

2 comentarios:

Calamar dijo...

Saludos Ignacio.

Me ha costado encontrar tu blog. Ahora ya lo tengo controlado ;-)

Fins aviat

ignacio dijo...

Gracias calamar, mi blog está recien empezado, ya habrá tiempo para publicitarlo ;)