miércoles, noviembre 08, 2006

Restaurante Metro

San Roc 4 17867 Camprodón T 972.740.402


Camprodón es una pequeña villa de Girona que conozco desde hace muchos años. Está en el Pirineo y es la capital de una pequeña comarca por lo que siempre ha tenido una cierta vida. A nivel restauración hasta hace no mucho todos los restaurantes eran de cocina típica catalana. Algún día publicaré un post sobre alguno de ellos de calidad muy razonable. Pero, hace algunos años, han empezado a aparecer en Camprodón o en sus pueblos vecinos algunos restaurantes de cocina mas “moderna” (lo pongo así para que nos entendamos, no quiero decir mejor o peor cocina). De entre ellos hace poco probé el Metro.

El Metro fue tradicionalmente un bar de toda la vida donde, hace muchos años, se decía que se comía muy bien. Yo ya lo conocí en una época de una cierta decrepitud y vetustez pero tenía su gracia. Hace poco lo cerraron y lo han reabierto con un enfoque totalmente diferente. Es un local alargado, sin pretensiones pero bien puesto con su toque minimalista, con piedra vista en una de sus paredes y la cocina abierta al fondo.

La cena estuvo bien en general. Recomendables los papardele con ceps y cebolla y unas estupendas gambas al curry y pimienta verde. En cambio un rape al horno poco logrado y demasiado hecho. Un buen entrecot de ternera a la plancha también muy sabroso. Bebimos un Enate Cabernet Merlot 2 .001. Enate es una bodega que siempre me ha gustado y para mí sigue haciendo grandes vinos aunque le haya salido una buena competencia en el Somontano. Este coupage 50/50 es un vino equilibrado, con un color granate intenso, en boca carnoso , equilibrado y con mucha fruta.

5 comentarios:

encantadisimo dijo...

Uff!!, hace muchos (demasiados) años que no aparezco por Camprodón y creo que nunca he comido dentro del pueblo. Las últimas veces solía comer (bastante bien) en Can Po (Rocabruna) , a unos kilómetros de all. ¿Sabes si todavía existe ese lugar?.

Enate es una bodega ejemplar. Sus vinos son más que correctos y han creado una buena imagen de marca seria y personal, además de ser unos de los prinncipales artífices del éxito del Somontano.

ignacio dijo...

Si, Can Po sigue igual que siempre, estuve este verano. Cuando me refería a buenos restaurantes de comida tradicional me estaba refiriendo especialmente a Can Po. La próxima vez que vaya publico un post ;)

Gisela dijo...

Hola,

Para mi Enate también es un buen vino. Lo degusté en unos Restaurantes que lo tengo más cerca de mi entorno, relativamente claro, El Meson Moli l'Abad, situado en La Senia, cerca del Pantano. Estoy convencida que os gustaría.

Por lo contrario no he tenido el gusto de ir a Camprodón ni degustar sus comidas, pero imagino que como pueblo de montaña (y más del Pirineo) se comerá estupendamente bien. Por lo menos los platos que has comentado pintaban bien... ¿Los postres qué tal? :)

PD.: Y comentando vinos... os gusta el Vi de Gel?

encantadisimo dijo...

Gisela, me gusta el Vi de Gel de Gramona en sus dos versiones. Es ligero, fresco, perfumado y con su baja gradución alcohólica permite disfrutar de una copita sin temer excesivamente al alcoholímetro.

No es comparable a los auténticos vinos de hielo (ni en precio) pero me parece satisfactorio. Suelo consumirlo a menudo.

Carlos g dijo...

Servicio muy malo, la comida fría, tras recalentarla era incomible, los galets de la escudella se deshacían sólo moviéndolos con la cuchara. El bacalao estaba reseco de recalentar en microondas, toda la comida menos lo de plancha era recalentado y servido frio, horrible, durante el primer plato estuvimos a punto de levantarnos e irnos, las costillas de cordero estaban calcinadas. Éramos cinco y devolvimos tres platos. Ni una sola frase escusandose de nada, eso si mala cara cuando devolvíamos algo. El seca manos sigue sin funcionar y tampoco había jabón . la calefacción no funcionaba y no lo avisaron al entrar, cuando dijimos que hacia mucho frio nos dijeron que estaba estropeada, la gran mayoría de personas comieron con los abrigos puestos. Mala comida, el local bonito, pero es solo fachada. La cuenta un papel sin ningún tipo de datos del restaurante escrito a mano, sólo nos cobraron 4,5 menús ya que uno de los segundos platos pedimos que no lo volvieran a traer y al menos tuvieron ese detalle de no cobrarlo. En fin de los peores sitios que hemos estado, es una lástima que estos sitios continúen abiertos , al menos desde aquí espero ahorrar la mala experiencia a algún lector.