domingo, agosto 12, 2007

RESTAURANTOC



Girona 59, 08009 Barcelona T. 93.488.11.48



Tenía buenos recuerdos de una anterior visita a Toc y allí nos encaminamos un lunes por la noche (una ventaja más del lugar ya que los lunes son muchos los restaurantes que cierran sus puertas). También Encantadisimo le dedicó un post en su momento. Decoración agradable, moderna y cómoda y distintos espacios repartidos en dos plantas que dan un buen juego. El servicio joven y profesional comandado por Sandra Baliarda, y una muy buena variedad de panes.

Nos fuimos al menú degustación. Comenzamos con una galleta con hígado de pichón y paté de oliva sensacional; la galleta recia y los sabores del hígado y del paté los dos fuertes que no se anulaban sino que se potenciaban. Después unas patatas bravas originales y divertidas con su espuma. Como primer entrante una sopa de tomate con recuit de Drap, sardinas, bonito y remolacha; ¿demasiado complicado? No, refrescante y con sabores conseguidos. Una flor de calabacín rellena de brandada de bacalao y carpaccio de langostinos que siguieron manteniendo el listón muy alto.

El pescado una ventresca de atún más normalita y después un petit colomí con paté trufado y queso del tupi seco. El pichón excelente pero aquí la combinación de sabores no funcionó tan bien como con los entrantes; una pena, el paté, demasiado fuerte, anulaba el resto. (A Encantadisimo le “encantó”, ya veis que solemos coincidir en las apreciaciones generales pero no siempre en los detalles) .

Nos trajeron una pequeña degustación de quesos, de agradecer, con lo poco que se prodigan los quesos en nuestros restaurantes. Como postre un pastel de avellana con helado de güisqui; correcto, mejor la avellana que el güisqui.

Bebimos un Edra 2.004 de Bodega Edra en Aragón, merlot, cabernet y Shiraz perfectamente servido en copas Riedel que nos gustó.

El lugar funciona, el nivel culinario bueno, con unos entrantes magníficos y unos platos principales correctos. Propuesta a tener en cuenta sin duda, en manos de dos profesionales como son Sandra en la sala y Santi Colominas al frente de los fogones.

3 comentarios:

encantadisimo dijo...

Ese Edra es un vino que me gusta mucho, con un buen punto medio de concentración y sabor. Suelo comprar botellas habitualmente y personalmente me parece mucho más apetecible que su hermano mayor, el Syrah.

Por alusiones, la diferencia entre el pichón que comí yo y el tuyo es que el mío estaba bueno y el tuyo no:-))). Ahora en serio, no recuerdo que el paté estuviera tan fuerte y el plato me pareció de corte rotundo pero muy acertado en su conjunto. Claro que era el mes de enero y quizá se trate de un plato que va mejor para los rigores invernales.

xavi dijo...

Vaig provar aquest restaurant fa uns mesos i no em va agradar. La relació qualitat-preu era desproporcionada. Pel mateix preu es menja molt més bé al coure, el gresca o el z'alia. Com sempre igual el dia no va ser el millor per ells. O és questió de gustos.

ignacio dijo...

Xavi en mi opinión en Coure se come bien pero es algo mas caro. Soy un defensor de Gresca auqnque el último día que fui al mediodia el menú y la atención me parecieronm flojos. En Z´alia hace mucho que no he estado.